Cómo hacer un Huerto Casero

Nuestras urbanizaciones en puerto Quito son un paraíso natural y queremos que nos ayudes a mantenerlo. En este artículo te enseñamos a preparar la tierra para que luego puedas sembrar todo lo que desees en tu lote de terreno para su disfrute y el de su familia.

Materiales:

Rastrillo

Madera

Abono

Madera

Pasos a seguir:

1. Primero que todo debes seleccionar el terreno donde quieres hacer el huerto. Unas medidas muy recomendables son 8.20 mts de largo x 1.2 mts de ancho x 60 cm de hondo. Pon madera alrededor para poder visualizar la zona y así trabajar en ella.

2. Una vez seleccionado el terreno se tienen que quitar las hierbas y dejar bien limpia la zona donde vamos a cultivar. Si el suelo es muy duro tienes que regar previamente y dejar reposar un par de días.

3. A continuación, con un pico tienes que ir picando por toda la superficie y luego regar la tierra durante cinco minutos aproximadamente. Mojamos el terreno porqué de esta forma es más fácil realizar la excavación. Si el suelo es muy arcilloso pon una capa de arena, si, por el contrario, es muy arenoso pon una capa de barro.

4. Ahora se empieza la excavación. Con una pala se excava una zanja de 30 cm de profundidad x 1.2 mts de largo x 30 cm de ancho. Se tiene que hacer en un lado del rectángulo seleccionado.

5. Luego con la horca se tiene que aflojar 30 cm del fondo del terreno seleccionado. Tienes que aflojar la tierra moviéndola. No saques la tierra.

6. Después vuelve a agujerear con las mismas medidas (30 cm de profundidad x 1.2 mts de largo x 30 cm de ancho) otra zanja. La tierra que saques de este agujero la tienes que utilizar para tapar la primera zanja.

7. A continuación, aflojas con la horca los próximos 30 cm del fondo de la superficie seleccionada para hacer un huerto. Es decir, repites la misma acción que antes y lo tienes que ir haciendo hasta terminar todo el terreno.

8. Cuando hagas la última zanja verás que no tendrás tierra para tapar así que puedes utilizar la tierra de la parte más alta del huerto. Para recoger esta tierra puedes ayudarte con un rastrillo.

9. Luego con el rastrillo tienes que nivelar la tierra y regar. Pon entre 2 y 5 cubetas de abono y usa el rastrillo para extender el abono por toda la superficie. Como máximo tienes que remover la tierra unos 10 cm de hondo.

10. Una vez extendido todo el abono ya tienes preparada la superficie del huerto, que estará listo para sembrar.

Anímese a realizar esta actividad en familia, se relajarán, se divertirán y usarán tiempo de calidad en algo productivo.